El mejor sonido te lo ofrece un tocadiscos


El tocadiscos ha sido uno de los mayores inventos de la historia de la humanidad relacionados con la música, aunque quizá sea el tocadiscos de vinilo el más reconocible por el gran público.

Si no eres muy joven habrás sido poseedor de algún modelo en concreto, pero si no es así te recomiendo que te hagas con uno de inmediato.

También llamados giradiscos, la calidad de la música reproducida por ellos tiene un matiz mucho más auténtico y cálido que la música digitalizada, sobre todo en tocadiscos antiguos.

Su mayor peso suele ser signo de mayor calidad, y hay que prestar atención a que tenga tracción directa, pues son más estables y silenciosos, mientras que los de correa sufren mayor desgaste y tienden a perder su calibrado.

Otra opción que tienes son los de polea, pero a pesar de ser más baratos y robustos, se deterioran con mayor facilidad, dan problemas para repararlos y siempre se escucha mayor ruido de fondo.

Lo importante en los tocadiscos de vinilo

– Los brazos del giradiscos “pinchan el disco” con su aguja. Pueden ser automáticos o manuales. Como siempre el automatismo es menos preciso para colocar en el surco o hacer mezclas, y, además, sus componentes sufren menos que si usamos uno automático, pues siempre existe cierta resistencia que has de imprimir. Por contra, el brazo automático te permite darle al play, incluso con mando a distancia en algunos modelos, y despreocuparte por el final del disco.

Por último el anti skating permite que no se produzcan demasiadas vibraciones, permitiendo que la aguja no salga de su circunferencia perfecta.

Ver más  Gramófonos de maleta

– La cápsula fonocaptora es donde reside la aguja, y es de vital importancia no tocarla directamente con los dedos. Es la que transmite las ondas sinusoidales. Puede ser una bobina o estar formada por un imán, y de su calidad depende en gran medida la misma calidad del tocadiscos.

Las conexiones y otra información

La conexión será normalmente RCA de tipo estéreo, e incluso tienes la opción de optar por un gran tocadiscos preamplificado, pero es importante contar con salida para auriculares frontal y un minijack o un jack estéreo para poder llevar este maravilloso sonido a un Home Cinema o a unos buenos monitores de campo.

Es importante que tengan salida USB y S/PDIF, si es posible, para poder conectar mejor con el mundo digital y disfrutar de tocadiscos y amplificador, pues suelen ir de la mano.

Los discos y su grosor también ofrecen mayor cantidad de información, y por tanto, mayor calidad de sonido. Es el caso de los 180 G Audiophile Vinyl, que, obviamente, son de mayor calidad que los de menos peso y grosor.


La velocidad de reproducción del vinilo es un tema importante. Los tienes a 162⁄3, 33, 45 y 78 RPM y los Extended Play para los singles, e indican la capacidad total que tiene nuestro vinilo.

¿Dónde podemos comprarlos? ¿Qué tipos existen?

En internet existen varias webs especializadas, pero quizá la más conocida sea la venta de tocadiscos en Amazon donde existe un gran mercado.

Un tipo muy apreciado son los tocadiscos vintageque suelen ser modelos casi descatalogados con algunas características muy concretas, por eso te recomiendo que te informes con precisión para poder elegir el tuyo de la manera más precisa.

Ver más  Tipos de gramófono y precio

Uno de estos tipos de tocadiscos son los tocadiscos dual porque están extraordinariamente bien construidos. Tiene su origen en 1927 y ya es casi imposible encontrarlo sin acudir a una tienda de antigüedades. Su precio ronda los 200 o 300 euros. En concreto, el modelo 1229 es bastante buscado y apreciado por todos los que entienden la gran calidad de este aparato.

Con un tipo de tracción por polea Idler Drive, esta maravilla suele venir con un plato de aproximadamente 3,1 kilos estando balanceado de forma dinámica y no con tecnología magnética. Su señal de ruido ronda los 63 dB, y su tracción puede ser directa o mediante correa, algo de agradecer y que debería volver a patentarse.

¿Qué tocadiscos comprar? Consejos

– Los tocadiscos Lauson los vende una empresa española que lleva muchos años fabricando tocadiscos, unos 40, concretamente. Sus agujas son de diamante y sus modelos cuidan la estética más antigua, con envoltorio de madera, imitando una radio vintage y con todas las prestaciones necesarias como radio, lector de CD’s, USB, o casette en la misma unidad. De esta forma se puede digitalizar toda tu música favorita sin necesidad de conectar nada.

– Los tocadiscos Technics son conocidos por su facilidad mecánica de uso desde 1972, su robustez envidiable, su motor interior de cuarzo y toda la gama de automatización deseada para la época. Gozaba de un exterior muy fuerte y rudo, y con un peso que dejaba ya entrever que estabas ante un giradiscos de bastante calidad.

Fue uno de los más utilizados por todos los DJ’s de los 80′-90′, que podían mezclar con suma precisión todos sus temas usando del pich continuamente sin que el equipo sufriera la menor depreciación o rotura. Fue, por tanto, el icono que impulsó el hip-hop y otras músicas.

Ver más  Gramófono vintage: el elemento de decoración ideal

– Por otro lado, lo que quizá defina a los tocadiscos Crosley sea su estilo vintage y que empezaron a fabricarse en 1920, y esto es muchas veces signo de calidad. Aunque quizá sea su propulsión por correa algo menos valuable, es totalmente portátil, y eso lo hace bastante especial. Es algo más caro que otros modelos y también más pesado, pero siempre aporta el glamour del estilo vintage.

– En su gama, los tocadiscos Philips han sido tradicionalmente la víctima del CD en los 90′. Fueron barridos por ellos cuando más auge tenía su fabricación, aunque ahora se están reeditando modelos antiguos y volviéndose a poner en venta. Su fiabilidad y calidad se siguió manteniendo, no obstante.

– Los tocadiscos Pioneer se caracterizan por ser algo más baratos, pero su calidad es reconocida por todos los entendidos, que lo recomiendan para quien no entienda mucho del tema. Suelen ser bastante bonitos, en color negro, y su fiabilidad es más que aceptable, aunque no parece ser un traveler precisamente.

Y eso es todo por el momento, espero que este post te ayude a elegir tu tocadiscos preferido y que lo disfrutes por mucho tiempo.


¡Dale a tus redes!

Deja un comentario